ÁGATA

  • Composición química → SiO2
  • Color → El ágata se distingue por sus múltiples colores, a menudo vivos. Los colores son el blanco o color claro, gris, azul, verde, rosa y marrón.

  • Transpariencia → Las ágatas pueden ser translúcidas, transparentes o incluso opacas. Generalmente con bandas, pueden ser blancas, rojas, rosas, azules, grises, verdes, marrones o negras. ⠀
  • Dureza → 6,5 – 7,0 en la escala de Mohs
  • Brillo → De vítreo a ceroso
  • Yacimientos → África, Alemania, Armenia, Australia, Brasil, Canadá, Estados Unidos, Francia, Georgia, India, Irán, Italia, Madagascar, Mongolia, Reino Unido, R. Checa, Sudáfrica, Ucraína, Uruguay
  • Tipos y colores específicos → Además de las propiedades genéricas, los colores específicos tienen propiedades adicionales.
    El ágata blanca es símbolo de pureza, luz y paz. Energía receptiva.
    El ágata rosa va ligada a la curación, la suerte y el amor. Energía receptiva.
    El ágata marrón mantiene una fuerte conexión con el Fuego. Brinda energía emocional y cómica. Energía proyectiva.
    El ágata verde mantiene una fuerte conexión con la Tierra. potencia la flexibilidad emocional y mental. Energía proyectiva.

    La energía receptiva es aquella que nos trae calma, paz, serenidad, y que de alguna manera, “nos tranquiliza”. Se la relaciona con el frío, la noche, lo espiritual, la oscuridad, el invierno y la pasividad.
    La energía proyectiva es la energía “activadora”, la que nos incita a movernos y actuar. Se relaciona con lo cálido, el día, lo físico, la claridad, el verano y la actividad.

Descubre nuestras joyas con Ágata